ARTETERAPIA, EL ENCUENTRO CREADOR. MIQUEL IZUEL CURRIÀ.

ARTETERAPIA, EL ENCUENTRO CREADOR

Este pasado año hemos trabajado con un cierto detenimiento, en los fundamentos del psiquismo des del psicoanálisis; en nuestra constitución deseante. De ello podemos haber obtenido un mejor conocimiento de nuestra estructuración como personas. El Seminario de este año va a tratar de desplegar una propuesta fundamentada de la arteterapia que propone el concepto de la creación como el inter-juego a través del cual hacer venir ante uno lo (in)existente mediante la puesta en acto del sentir creador.

Tomándolo lo anterior como punto de partida nos vamos a adentrar en los fundamentos del quehacer arteterapéutico pensándolos desde sus basamentos teóricos y práctico metodológicos, adentrándonos en la comprensión de su estructura relacional. Se trata de convertir a este Seminario en una investigación sobre: la naturaleza humana y la comunicación, los materiales y las condiciones facilitadoras de la creación y el propio acto creador.

Como ya es nuestra costumbre tomaremos los materiales de las palabras de las que nos servimos para ir transformándonos sutilmente en el ejercicio de su apropiación, orientándonos por la luz de una práctica creadora en la dinámica del propio Seminario.

Antes de cada encuentro se hará llegar un texto escrito para su discusión.

SEMINARIO ONLINE y PRESENCIAL en BARCELONA

Horario y calendario: jueves de 20:00 a 21:30. octubre 14 y 28; noviembre 11 y 25, diciembre 9 y 23; enero 13 y 27; febrero 10 y 24; marzo 10 y 24; abril 21; mayo 12 y 26; Lugar: El Seminario se hará online hasta el mes de enero de 2022. A partir de esa fecha se prevé la posibilidad de hacerlo también presencial en la Calle Balmes 23, 5º, 3ª.

Coste: 260 € para miembros de Grefart, exalumnos y participantes de otras ediciones del Seminario, 290 € otros.

BARCELONA (SEMINARI ONLINE I PRESENCIAL

La realización del Seminario de este año, “Arteterapia, el encuentro creador” tiene la voluntad de hacer salir a la luz los fundamentos del Arteterapia que he ido construyendo a lo largo de dos décadas. Como la mayoría de vosotras ya sabéis, mi formación es clínica y la renovación de mi práctica ha sido la búsqueda de un interlocutor que me permitiera encontrar los fundamentos de una relación con mis pacientes fundada en la ética del inconsciente. Pensar los fundamentos que me permitieran generar las balizas que me orientaran poder ofrecer una respuesta al sufrimiento de aquellos pacientes que depositaban en mi la respuesta a su malestar.

Pronto aprendí que lo que me traían no era sin más su historia; antes bien que lo que me proponían era revivir de forma inconsciente, en transferencia, esa misma historia que los había llevado a ese sufrimiento. No siempre he conseguido escuchar suficientemente en mí los efectos de esa historia de mis pacientes, con la consecuencia de la pérdida de confianza de su parte o de haber convertido el trabajo terapéutico en algo que haya sido poco más que una propuesta de reeducación a partir de un buen modelo de lo que podría ser su vida, encarnado en los ejemplos que les brindaba mi pensamiento. Algo fútil y engañoso.

Freud, Lacan, Winnicott. Ese ha sido, dentro del ámbito psicoanalítico, los autores a los que dediqué mis años de formación clínica. Me es imposible renunciar a alguna parte de ellos y por lo tanto a ellos; sin embargo, Winnicott me abrió un camino que yo ya había transitado parcialmente y abandonado con anterioridad, el de la música. Más allá de mi propio psicoanálisis, fue la lectura de los trabajos de Winnicott la que consiguió devolverme al componente emocional que en su momento no supe hacer vivir en mis estudios musicales. Fue un desplazamiento que se produjo hacia el campo de la escritura, de una tímida vuelta a la música a través del canto, y de la extensión hacia amar la pintura, así como una apertura hacia la escultura que espero tenga la posibilidad de encontrar su tiempo y circunstancias para poder florecer. Todo ello ha contribuido a darme cobijo y sostén en mi práctica clínica y a sentirme legitimado, en estos momentos, para hacer una propuesta alumnas y colaboradoras de aquello que puede ser entendido y practicado como arteterapia.

Parafraseando a Winnicott seguramente lo más afortunado del seminario no serán los escritos que recibáis de mi parte sino el uso que hagamos, entre todas, de los mismos. Será para mí un ejercicio para trabajar el des-enraizamiento de lo propio para hacer surgir, con vosotras, lo específicamente común de nuestro grupo, siendo este, espero, una capacidad que alentemos, un proceso que, solo al final, dará cuenta de un producto que quedará reflejado en forma audiovisual y escrita. El reto es, entre todas, mediante nuestro trabajo, hacer advenir una posición clara respecto a que hablamos y practicamos cuando decimos Arteterapia.

*****

Arteterapia, el encuentro creador. El título, sin duda, resume la intención y platea los interrogantes fundamentales sobre los que va a pivotar el seminario.  ¿Es posible hablar de arteterapia sino existe un encuentro? ¿Es posible un encuentro sino se trata de un acto creador?

Para acercarnos a estos interrogantes deberemos repensar lo que puede entenderse como una relación recíproca entre aquello que es el fundamento del ser humano y los principios de la arteterapia. Respecto al primer término partiremos de pensar el Yo como una organización -en absoluto estable- que se alza ante lo impensable del ser humano, de lo no vivido por la imposibilidad de su representación; de lo no vivido y no asistido como sostén en la etapa de la dependencia absoluta, porque, según D. W. no habría en ese momento aún un bebé -o sea un psiquismo- capaz de integrar la vivencia.

De ahí, del sostén y de la comprensión de la pérdida de la oportunidad para integrar lo vivido -que no ha de ser entendido como lo traumático- va a hacer la arteterapia la primera piedra de su edificio. Ello nos conectará con la continuidad de ser y el desarrollo del potencial heredado. Con aquello creador que nos hace sentir vivos más allá de la adaptación al medio, ya sea social o familiar. Con lo poético que podemos pensar como nexo entre la alienación necesaria nos dio un lugar en el mundo con el sentimiento de continuidad de la existencia.

Nos preguntaremos bajo qué forma aparece eso poético, esa revelación que aparece en un trozo de papel, un modo de la respiración, la suspensión del tiempo, el color de una luz que tiñe el día, un gesto percibido… como dice D. W. W. eso que acontece cuando nosotros estamos en disposición de recibirlo.

Seminario sobre la Teoría y la Praxis de los fundamentos del Arteterapia basada en la concepción de M. Izuel

Modalidad: Barcelona (seminario presencial y online)

Horario y calendario: jueves de 20:00 a 21:30. octubre 14 y 28; noviembre 11 y 25, diciembre 9 y 23; enero 13 y 27; febrero 10 y 24; marzo 10 y 24; abril 21; mayo 12 y 26;

Lugar: El Seminario se hará online hasta el mes de enero de 2022. A partir de esta fecha se prevé la posibilidad de hacerlo también presencial en la Calle Balmes 23, 5º, 3a. Barcelona

Precio: 260€ para miembros de Grefart, exalumnos y participantes de otras ediciones del Seminario, 290€ otros.

Para más información y/o inscripción:

Miquel Izuel miquelizuelcurria@gmail.com tel. 669 319 952